Navidad en Ámsterdam : 5 planes que no puedes perderte

© I Am Amsterdam

Cuando llega diciembre, la ciudad de Ámsterdam se engalana de árboles decorados, las pistas de hielo se despliegan y los cafés albergan chocolate caliente y canciones antiguas. Si tú también te han planeado pasar la Navidad en Ámsterdam, te sugerimos estos siguientes planes que no puedes perderte a la hora de sacarle el máximo partido a la capital holandesa.

Planes para una Navidad en Ámsterdam

Patinar sobre hielo

© Roman Boed

Cuando llega el frío, calzarse los patines y dejarse llevar se convierte en uno de los mejores planes, y Ámsterdam bien lo sabe. En diferentes lugares de la ciudad se habilitan pistas de patinaje donde pequeños y mayores disfrutarán de una jornada de risas y alguna que otra caída. La más famosa, ICE-Amsterdam, se habilita en Museumplein, la plaza a la que se asoman museos tan famosos como el Rijksmuseum o el Museo Van Gogh y es gratuita para niños menores de 12 años. En esta última, además de poder haceros una fotografía con el típico cartel de “I Amsterdam”, también podréis recrearos con los más pequeños en el mercado Christmas Village on Ice, inspirado en los cuentos de hadas y formado por más de 60 puestos. Otra pista es la que se habilita en Leidseplein o en el complejo Jaam Edem, con pistas de patinaje exterior e interior. Y si aún no es suficiente, siempre puede plantearte patinar en los propios canales. Sí, sí. Salvo que tienen que darse las temperaturas adecuadas (bajo cero) para que el agua se congele y se interrumpan los servicios de navegación a través de la ciudad, algo que no todos los años sucede.

Mercados navideños

© Holiday Pirates

Se encienden las luces. En uno de los puestos, una anciana vende chocolate caliente o, en su defecto, una típica sopa de guisantes holandesa. Y allí, al otro lado, los calcetines de Papá Noel se llenan de caramelos mientras cientos de figuras de madera se ponen en movimiento. Sí, los mercados navideños suponen siempre una de las mayores atracciones de cualquier europea en el mes de diciembre, y Ámsterdam no se queda atrás. Zonas como Leidseplein o Koningsplein albergan la mayor cantidad de stands a lo largo y ancho de sus calles y plazas ofreciendo experiencias culinarias, de compras y entretenimiento. Si, ademas, buscáis deleitaros con los mejores sabores de Holanda, el famoso Amsterdam’s NeighbourFood Market, festival gastronómico donde granjeros, panaderos y chefs se dan cita el tercer domingo de cada mes, se celebra en  pleno Westerpark.

Amsterdam Light Festival

© Nemanja Pantelic

A finales de noviembre, toda la ciudad de Ámsterdam se revoluciona ante la celebración del Amsterdam Light Festival, el cual engalana de luces, farolillos y lámparas LED en el tramo que comprende los canales y edificios desde el Hotel Amstel hasta Munplein siguiendo un nuevo concepto cada año. Una zona conocida como “boulevard de la luces”, ideal de descubrir en uno de los barcos especiales habilitados para surcar los canales bajo esos mundos de luz y color. Ganador del premio European Design Award durante su pasada edición, el evento se celebra este año del 29 de noviembre de 2018 al 20 de enero de 2019. ¿Te lo vas a perder?

Conciertos navideños

La música es un elemento inherente a las fiestas de Navidad, siendo Ámsterdam el lugar idóneo para asistir a un buen concierto de música clásica. El más famoso tiene lugar en Concertgebouw, donde la Orquesta Sinfónica de los Países Bajos regala una velada musical deliciosa entre canciones navideñas u obras de Bach y Beethoven. Ideal de complementar con una cena en uno de los muchos restaurantes de la ciudad, o enlazar con otros eventos como las misas navideñas que se celebran en la Iglesia de San Nicolás.

Árboles, muchos árboles de Navidad

© Video Blocks

Ámsterdam tiene una auténtica obsesión con los árboles de Navidad, siendo el mismo que luce en la plaza Dam, de 20 metros de alto y hasta 40 mil luces, uno de los más espectaculares de Europa. Pero si aún así queréis adentraros en techos de abeto aún más mágicos, lugares como el Hotel Pulitzer, cuyos jardines interiores lucen árboles espectaculares y, quizás, de los más altos que hayas visto, te hará estremecerte. Si aún aún no tienes suficiente, siempre puedes embarcarte en una aventura con los más pequeños a través del Oosterpark, donde tiene lugar una ruta de Navidad entre tazas de chocolate caliente y actores que cuentan la historia de la fiesta más famosa del año.

Museos típicos

Los museos más importantes de Ámsterdam no se pierden su cita con la Navidad, llegando a abrir del 24 al 26 de diciembre. Este es el caso del Rijksmuseum, el cuál abre los 365 días del año. Otros como el Het Stedelijk abre los días 25 y 26 mientras el Het Tropenmuseum permanece abiertos los días 24 y 26. El Moco Museum, donde actualmente luce una exhibición del gran artista urbano Banksy, abre los días 25 y 26. En el caso de que vayáis pocos días y no queráis perderos una visita la famosa Casa de Ana Frank, el museo abre el mismo 25 de diciembre.

Cenar en la Winterparade

Durante los días de Navidad y Fin de Año, los restaurantes de Ámsterdam ofrecen menús especiales, cuelan platos típicos ideales para el invierno e incluso transforman por completo la experiencia de los gourmets llevándoles a cenar en barco o frente a un fuego que derrita el rastro de los copos de nieve. Pero posiblemente, de todos los planes existentes, cenar viendo la mítica Winterparade que se celebra en Zuiderkerk es posiblemente uno de los planes más recomendables para toda la familia. Enormes mesas en las que sirven carne, sopas y patatas asadas mientras sucumbís al espíritu de la Navidad.

Disfrutar de la Navidad en Ámsterdam puede convertirse en una de las grandes experiencias de tu vida si reservas con tiempo vuelos y hoteles. Una vez tengas planificado el viaje, disponte a disfrutar de una ciudad que sabe bien como contentar al turista durante todo el año pero, especialmente, durante unas fiestas blancas en las que la luz, el color y un ambiente cálido te atraparán para siempre.

¿Te gustaría disfrutar de una Navidad en Ámsterdam?