Guía turística de Ámsterdam

Guía turística de Ámsterdam

La ciudad de Ámsterdam se confirma como una de las capitales más vibrantes de Europa, desplegando un sinfín de lugares, experiencias y atracciones a disfrutar. El ambiente del Barrio Rojo, sus fastuosos museos, surcar sus canales o visitar sus jardines de tulipanes son solo algunas de las recomendaciones de una larga lista que os ayudamos a organizar en esta siguiente guía turística de Ámsterdam.

Guía Ámsterdam 3 días

Típicas casas de los canales de Ámsterdam

Una de las modalidades más usuales a la hora de visitar Ámsterdam consiste en una escapada o city-break mediante el que podamos disfrutar de una ciudad sin necesidad de profundizar demasiado en ella. Un objetivo que aquí se vuelve algo más complicada cuando contamos con tantas experiencias a disfrutar. Por ese motivo, nunca estará de más tener a mano la perfecta guía Ámsterdam de 3 días para poder sacarle el máximo partido posible a la ciudad de los canales. Esta guía unido a un ticket de transporte público harán que puedas conocer la ciudad bastante bien en solo 3 días de estancia.

compra tu ticket de transporte público al mejor precio pinchando aquí

Día 1

El primer día, tocará llegar a Ámsterdam y aclimatarse lo mejor posible a la ciudad. Para ello, nada mejor que elegir un hotel en Ámsterdam de ubicación céntrica, especialmente alrededor de la plaza Dam o el Barrio Rojo, si bien el corazón urbano es perfectamente manejable a pié o en bicicleta. Pero no nos adelantemos aún.

Opta por recorrer el área de la Estación Central y acercarte a la Plaza Dam, ideal para contemplar iconos como el Palacio Real o el Monumento a los Caídos en la Segunda Guerra Mundial. A partir de entonces, lo mejor será hacer cola para visitar la Casa de Ana Frank, ubicada cerca de los canales principales y deleitarte con este paseo tan fascinante como sobrecogedor por los secretos que albergó la experiencia de esta niña judía escondida en “el refugio” junto a su familia durante la persecución de los nazis.

Tras salir con un nudo en el estómago, lo mejor será aproximarse a lugares cercanos como el Museo Van Gogh o el Museo Heineken Experience, dos opciones tan diferentes como recomendables ideales para aprovechar la tarde. Si te decantas por el Museo Van Gogh, puedes enlazar con un crucero nocturno por los canales de Ámsterdam, una experiencia única en los días de mejor tiempo o, especialmente, en los meses de invierno en el que el famoso Festival de las Luces se despliega por el centro de la ciudad. En caso de decantarte por el Museo Heineken, el mismo incluye la opción de realizar una ruta por uno de los canales, por lo que puedes ahorrarte el nocturno que os mencionábamos.

En cualquier caso, ambas opciones vespertinas deberían desembocar en un paseo por el curioso Barrio Rojo. Esa zona en la que antiguas iglesias de madera como Oude Kerk se entremezclan con la fantasía que evocan los clubs con vitrinas, locales como el Ice Bar o los famosos coffee shops, templos del buen rollo en el que descansar entre risas al final de este primer día.

Local en el Barrio Rojo de Ámsterdam

Día 2

Para la segunda jornada de vuestro viaje, puedes dedicar tiempo a visitar los museos y tantear con un primer paseo en bicicleta por los alrededores. Y es que una de las ventajas de Ámsterdam consiste en unos museos principales aglutinados en torno a la mítica Plaza de los Museos. Tanto el Rijksmuseum, el más importante de la ciudad, como el mencionado Museo Van Gogh y el Moco, especializado en arte contemporáneo, se concentran en un mismo lugar. Disponte a disfrutar del mejor arte de la ciudad y enlaza con un paseo en bicicleta hasta Vondelpark, especialmente si vas en épocas de días más largos, y enlaza con Leidseplein, una de las plazas más animadas de Ámsterdam donde podrás relajarte tomando una copa o incluso asistiendo a una partida de ajedrez en vivo con jugadores disfrazados sobre un enorme tablero instalado al aire libre.

Puedes comprar ahora una entrada al Rijksmuseum sin colas desde aquí

Si aún tienes fuerzas, el primer día puedes plantearte optar por una excursión a uno de los puntos de interés cercanos a Ámsterdam. Si te encuentras en la ciudad entre los meses de marzo y mayo, la mejor opción es acercarse a los Jardines de Keukenhof, el considerado como mayor jardín de tulipanes del mundo a tan solo 45 minutos de Ámsterdam. Un espectáculo para los sentidos en el que podrás deleitarte con largas alfombras de colores y un ambiente exquisito.

Compra un ticket para los jardines de Keukenhof pinchando aquíSin colas y al mejor precio.

Si, en tu caso, prefieres otro tipo de visita más local, os sugerimos una excursión a Volendam, un delicioso pueblo de pescadores cuyas casitas de colores, su ambiente marinero y su cercano faro ya son iconos del país holandés. Si además cuentas con tiempo suficiente, también puedes acercarte al pueblo de Marken, ubicado a un crucero que une ambas localidades.

Si decides quedarte en la ciudad de Ámsterdam, puede optar por visitar la Casa Rembrandt, ideal para experimentar el ambiente de trabajo del que sigue siendo uno de los pintores más famosos de Holanda y fiel representante del conocido como Siglo de Oro Neerlandés.

Guía Ámsterdam 2 días

Canales en Ámsterdam

Visitar Ámsterdam en un fin de semana o 2 días es suficiente para inspirar el ambiente de la ciudad si sabes cómo organizarte.

Día 1

Teniendo en cuenta el mapa de visitas anterior, lo mejor para ahorrar tiempo y esfuerzos en buscar la ubicación y accesos de los principales lugares de interés, lo mejor será realizar un tour completo… ¡en bicicleta! Sí, sí. En Ámsterdam se dan cita diversas posibilidades a la hora de realizar un recorrido como, por ejemplo, un tour histórico en bici en Ámsterdam. De esta forma, podrás ahorrar tiempo sin renunciar a una visita a todas las atracciones que ver en Ámsterdam. Get Your Guide es una compañía que organiza tours en bicicleta de 3 horas, comenzando por el Mercado Nuevo o Nieuwmark, un lugar que vende libros, flores y antigüedades ubicado en la antigua puerta de entrada a la ciudad.

A continuación, el tour prosigue a través de la Iglesia Vieja de Ámsterdam, también conocida como Oude Kerk y considerada como el edificio más antiguo de la ciudad, deleitarte con los contrastes del Barrio Rojo, proseguir a través del Palacio Real y enlazar con Wersterkerk (la Iglesia del Oeste) hasta alcanzar la Casa de Ana Frank.

Reservar entrada al Palacio Real sin colas

Y es que una de las ventajas de realizar este tour consiste en visitar todos los lugares a fin de elegir aquellos que quieres explorar en mayor profundidad durante tu segundo día, siendo la casa museo de la famosa niña judía una buena opción para el día siguiente.

Rijksmuseum en Ámsterdam

Tras estas atracciones, el tour prosigue a través del distrito Jordaan, llega hasta la réplica del barco de las antigua Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales que custodia el famoso Museo de la Marina y enlaza con el Museumplein o Plaza de los Museos. Una opción que, al igual que os comentábamos con la Casa de Ana Frank, puede ser un perfecto lugar a explorar el segundo día a través de museos como el Rijksmuseum, el de Van Gogh o el alternativo Moco.

Finalmente, el tour desemboca en Vondelpark, el parque más grande Ámsterdam e ideal para descansar antes de proseguir la aventura.

Como sabemos que atravesar los canales te habrán dado ganas de más, por la tarde puedes realizar un crucero por los canales para terminar la noche en el recomendable Barrio Rojo. Ideal para perderse por la noche holandesa, en este antiguo lugar de marineros y “doncellas” podrás relajarte entre coffee shops y bares de lo más variopintos.

Día 2

Al día siguiente, puedes profundizar en la Casa de Ana Frank y la Plaza de los Museos para, después recorrer los mercados de libros de la Plaza Spui y circular por los alrededores del corazón urbano: Plaza Dam y sus monumentos o asomarte a la Estación Central antes de tomar un tren o autobús de regreso al aeropuerto.

Si aún no sabías cómo organizar tu guía turística de Ámsterdam de 2 días, este recorrido se convierte en una de las opciones más recomendables.

Guía Ámsterdam en Navidad

Festival de las Luces de Ámsterdam

La Navidad en Ámsterdam es una de las mejores épocas para descubrir la ciudad de los canales, ya que se dan cita numerosos eventos, mercados y lugares de interés. Todo ello, por no hablar de esa capa blanca que, de desplegarse sobre la ciudad la convierte en un lugar aún más mágico.

Una de las grandes experiencias que debes anotar en tu particular guía Ámsterdam en Navidad es, por supuesto, sus mercados. Epicentros de lucecitas, artículos artesanales y vino caliente que se aglutinan en torno a zonas como Koningsplein o Leidseplein, las cuales albergan decenas de stands que harán las delicias de todos los visitantes. Además, también puedes plantearte una visita al Amsterdam’s NeighbourFood Market, una cita gastronómica en la que ganaderos y chefs de toda la región se acercan el tercer domingo de cada mes a Westerpark para deleitarnos con sus delicias.

Si te gusta la música, especialmente la clásica, Ámsterdam en Navidad es también el mejor escenario. Nada mejor que sacar tu entrada para el Concertgebouw y disfrutar de las sorpresas que la Orquesta Sinfónica de los Países Bajos tiene reservadas para ti a través de clásicos de toda la vida.

Pero si existe un motivo para visitar Ámsterdam en Navidad, ese es sin duda la presencia del Festival de las Luces. Un evento que tiene lugar entre finales de noviembre y principios de marzo y durante el que se despliega un conjunto de luces y lámparas LED por el centro de la ciudad escenificando todo tipo de motivos, desde obras de Vincent van Gogh hasta tulipanes pasando por referencias a la cultura popular. Embárcate en uno de los cruceros nocturnos y siéntete en un mundo paralelo. Uno de nuevos colores, texturas y sueños.

Pista de patinaje en Ámsterdam

© Roman Boed

Puede que, durante tu visita, también nieve en Ámsterdam, por lo que tendrás que ir corriendo hasta la pista de patinaje sobre hielo ubicada en ICE-Amsterdam, en la propia Museumplein, perfecta experiencia a enlazar con una visita a unos museos como el Rijksmuseum o el Van Gogh que permanecen abiertos durante los 365 días del año.

Si además viajas con niños a Ámsterdam en Navidad, tampoco puedes perder la oportunidad de asistir a la Winter Parade. Un evento en el que podrás cenar viendo la famosa cabalgata navideña en Zuiderkerk mientras el espíritu navideño se apodera de todos los miembros de la familia.

Por supuesto, esa instantánea mítica en una Ámsterdam navideña no puede faltar, por lo que te sugerimos que corras al enorme árbol de Navidad de casi 20 metros que todos los años luce en la deliciosa Plaza Dam.

Ámsterdam en Navidad es todo un deleite para los sentidos, contando con infinidad de atracciones para todo tipo de públicos y visitantes.

Guía Ámsterdam Gratis

Mercado de las Flores de Ámsterdam

A la hora de viajar a Ámsterdam, puede que nuestro presupuesto sea algo ajustado. Sin embargo, te sorprenderían todas las cosas que puedes hacer gratis en la ciudad de los canales.

En primer lugar, el arte es un bien que prima en la mayoría de rincones de la ciudad, siendo muchos museos y galerías de arte totalmente gratuitos. Este es el caso de las galerías Radar, de arte urbano, o KochxBos, una calle residencial en la que priman los colores y el arte surrealista a través de diferentes exposiciones.

Si en tu caso quieres visitar museos al uso, siempre será recomendable hacerte con una tarjeta I Amsterdam Card. La mejor aliada a la hora de obtener accesos gratuitos en hasta 50 museos y atracciones diferentes, entre ellos obligados como el Rijksmuseum, el Museo Van Gogh, la Casa de Ana Frank o el Hortus Botanicus, entre otros. Una buena forma de ahorrar al mismo tiempo que disfrutas de todas las atracciones que ver en Ámsterdam.

Otro de los lugares que puedes disfrutar de forma gratuita y para los que no necesitarás ni una tarjeta de descuento son, por supuesto, los famosos mercados de Ámsterdam. Lugares en los que deleitarte con numerosos artículos, flores o libros en ambientes privilegiados, tal y como es el caso del Mercado de las Flores, el cual tiene lugar en Bloemenmarkt, el Akbert Cuyp Markt, mercado diario que tiene lugar en la zona de De Pijp, o el Boerenmartk, o también llamado Mercado de Granjeros, ideal para saborear los mejores quesos o hacerte con jabones ecológicos.

Bicicletas en un canal de Ámsterdam

Pero si lo que te gusta es la música y quieres empaparte de una buena sesión de clásicos de Bach o Beethoven, la mejor opción es acercarse al Concertgebouw, considerada como una de las salas de conciertos más grandes del mundo. Un escenario de ensueño donde todos los miércoles a las 12:30 comienza un concierto a manos de la Royal Concertgeboum Orchestra. Por si esto no fuera suficiente, existen muchísimos bares con música gratis alrededor de la ciudad o incluso en las propias plazas.

Lugares y contrastes que puedes experimentar de forma gratuita a través de diferentes tours. El mejor ejemplo es el de los conocidos como freetours organizados por agencias como Sandemans. Recorridos urbanos que te muestran los lugares más recomendables que ver en Ámsterdam quedando a tu elección la posibilidad de recompensar al guía con una propina. Otra forma de descubrir Ámsterdam gratuita reside en la posibilidad de realizar un crucero desde la bahía de IJ a bordo de los ferries que surcan la bahía rumbo a Amsterdam-Noord. Aunque respecto a esta última, la mejor opción siempre será decantarse por cruceros urbanos por los canales a fin de poder inspirar el verdadero encanto de Ámsterdam.

Casas de Beginhof

Por último, en Ámsterdam existen diferentes rincones culturales en los que no es necesario pagar entrada a la hora de inspirar su historia. Este es el ejemplo de Beginhof, un escenario no lejos del Barrio Judío que consiste en una plaza a la que se asoman antiguos edificios típicos en los que viven los miembros de una órden religiosa presente en la zona desde el siglo XIV. A su vez, otro de los mejores lugares para disfrutar de Ámsterdam sin pagar nada es el Vondelpark, especialmente en unos meses de verano en los que poder pedalear en bicicleta, hacer un pic-nic o disfrutar del atardecer se convierten en experiencias gratuitas e igual de especiales.

Si quieres comer bien y dormir en un hotel a la altura en Ámsterdam, por supuesto que el presupuesto se estirará más. Pero por suerte, la ciudad de los canales también es el lugar perfecto para recorrerla al aire libre visitando lugares gratuitos como son sus plazas (no pierdas de vista los mercados bohemios de la Plaza Spui), las maravillosas panorámicas de los puentes que surcan los canales o la posibilidad de realizar un recorrido por el Barrio Rojo.

Guía Ámsterdam 4 días

Compras en Ámsterdam

Si estás pensando en reservar 4 días para visitar Ámsterdam, tenemos buenas noticias: la ciudad holandesa está llena de lugares ideales para repartir durante tu estancia y no solo en el propio casco antiguo, sino también en los alrededores de la misma.

A la hora de confeccionar la guía Ámsterdam de 4 días perfecta, lo mejor será afilar nuestros gustos, repasar los lugares más icónicos y repartirlos en función del tiempo, las distancias entre sí y, por supuesto, esos ratitos para descansar sin que esta próxima aventura resulte siendo demasiado estresante.

Día 1

El primer día, tras llegar a Ámsterdam y teniendo en cuenta un alojamiento relativamente céntrico, lo mejor será aclimatarse visitando sus principales lugares de interés en el área urbana. Disfruta de una visita por la mítica Plaza Dam o husmea en la Estación Central. A partir de aquí se despliegan cientos de posibilidades perfectamente abordables, ya que la división central de Ámsterdam en “cuatro anillos” marcados por sus canales más importantes permite abordar diferentes zonas con total contemplación.

Tras explorar la zona, una de las mejores opciones reside en visitar la Casa de Ana Frank, el famoso museo acondicionado en el antiguo refugio en el que la famosa familia de la joven escritora permaneció oculta de los nazis hasta su final descubrimiento. Una visita sobrecogedora que puedes enlazar con una visita a las cercanas iglesias de Nieuwe Kerk y Oude Kerk, cercanas a unos canales en los que embarcarse a bordo de un crucero por la tarde para admirar los muchos contrastes del centro. A medida que la noche se acerque, lo mejor será deleitarse con un paseo por el Barrio Rojo, su ambiente cosmopolita, sus bares de vitrina o unos famosos coffee shops ideales para relajarse tras este primer día en la ciudad.

Iglesia Nueva en Ámsterdam

Día 2

El segundo día vamos a enfocarlo principalmente en museos. Y es que una de las ventajas con las que cuenta Ámsterdam es la posibilidad de visitar sus tres museos más famosos en un mismo espacio como es la Museumsplein o Plaza de los Museos. Un lugar en el que se dan cita el Rijksmuseum, considerado como el museo más importante de Ámsterdam gracias a sus muchas piezas y colecciones basadas en el Siglo de Oro Neerlandés, el Museo Van Gogh, ideal para navegar en la obra de uno de los grandes pintores holandeses de todos los tiempos, o el Moco. Un museo que supone el contrapunto a los dos anteriores al tratarse de una auténtica meca del arte contemporáneo. Aprovechando su cercanía, al final de la visita a los museos, podrás acercarte al Vondelpark, el parque más grande de Ámsterdam y perfecto enclave en el que relajarse haciendo un pic nic, paseando en bicicleta por sus sendas o disfrutando de sus espectáculos callejeros. Un ambiente delicioso a enlazar con la también cercana Leidseplein, plaza en la que poder relajarse entre bares con encanto antes de irse a dormir para reponer fuerzas.

Día 3

Y es que el tercer día, una de las mejores opciones apunta a realizar una excursión hacia alguno de los muchos lugares con encanto que rodean Ámsterdam. Si te encuentras en la ciudad en época primaveral, concretamente entre los meses de marzo y mayo, no puedes perderte la visita a los Jardines de Keukenhof, el mayor espacio de tulipanes del mundo y todo un deleite para los sentidos. En caso de preferir otro tipo de ambientes, puedes realizar una excursión a Volendam, típico pueblo pescador holandés donde sus fábricas de quesos, ambiente marinero y casitas de colores configuran un mosaico de experiencias único, especialmente si después enlazas con el cercano pueblo de Marken, también del estilo de anterior. Si prefieres ir más allá, siempre puedes dedicar un día a visitar la monumental La Haya o perderte por los encantos de Rotterdam, ciudades más ambiciosas que completan cualquier visita al país de los molinos.

Día 4

El cuarto día, puedes dedicar el resto del viaje a focalizar en aquellos lugares pendientes en el centro urbano de Ámsterdam. Una muy buena opción, dada la cercanía entre ellos, consiste en una ruta que conecta tres escenarios imprescindibles de Ámsterdam: la Casa Rembrandt, ubicada en una de las antiguas zonas residenciales de la ciudad y perfecto caleidoscopio al ambiente y lugar de trabajo del pintor neerlandés, seguido de una visita a la Sinagoga Portuguesa para, finalmente, visitar el Hortus Botanicus, uno de los jardines urbanos más impresionantes de Europa.

Como puedes comprobar, la posibilidad de visitar Ámsterdam en 4 días se convierte en una realidad si optas por una buena organización y sabes bien cómo visitarla.

Guía Barrio Rojo en Ámsterdam

Bar en el Barrio Rojo

Cuentan que hace muchos años, cuando Ámsterdam experimentaba el auge de la pesca y los regalos del mar, los marineros y pescadores regresaban tras meses en el océano sin el cariño de una mujer. Por ese motivo, al llegar a puerto jóvenes desnudas llegaban meciendo un farolillo de color rojo para dar “algo de calor” a estos hombres de huesos fríos. Una historia, con algo de realidad y otras pizzas de leyenda, que definen uno de los barrios más famosos de Ámsterdam.

Si te dispones a visitar la capital holandesa, el Barrio Rojo es, sin duda, uno de esos lugares que no te puedes perder. Un laberinto de bares, iglesias, canales pero, especialmente, unos locales con vitrinas donde jóvenes en paños menores siguen caldeando las noches urbanas o unos coffee shops ideales para relajarse después de una jornada de viaje en un ambiente privilegiado.

Si lo que buscas son museos sórdidos que visitar, el Barrio Rojo está lleno de ellos. Solo tienes que acercarte a De Wallen, el más famoso de los tres distritos que forman la zona, y husmear en Red Light Secrets, centro en el que se ilustra al visitante con el modo de vida de las mujeres colocadas tras las vitrinas. Otras opciones son el icónico Erotic Museum, acondicionado en un antiguo edificio del siglo XVII, o la Casa Rosso Live Show Theatre, donde se celebran diferentes y polémicos shows de sexo en vivo.

El coffee shop The Bulldog Ámsterdam

Si en tu caso eres menos fan de este tipo de sitios, te queda una colección de bares en los que perderte entre cervezas y buen ambiente. No pierdas la oportunidad de acercarte al famoso Icebar, un local sometido a temperaturas heladas, el Red Light Bar, donde podrás fumar marihuana entre Djs y cocktails, The Old Sailer, ideal para una noche entre colegas jugando al futbolín o The Bulldog Amsterdam, posiblemente el coffee shop más famoso no solo de la ciudad, sino quizás del mundo. El primero de una ambiciosa franquicia cuyos colorines y buen rollo invitan a entremezclarse con otros viajeros y compartir marihuana junto al canal en una atmósfera de diversión y buen rollo inmejorable.

Si te queda tiempo, dejarle sitio al turismo cultural también es un obligado. Visita la iglesia de Oude Kerk, la más antigua de Ámsterdam, o la Nieuwe Kerk, la versión moderna de la anterior. Dos iconos imprescindibles que merece la pena visitar en este barrio de luces de neón, diversión y, ante todo, esa esencia pura que caracteriza a la eterna Ámsterdam.

Plano Guía Ámsterdam

Plano guía de Ámsterdam

A la hora de viajar a Ámsterdam, hacernos con la mejor guía de viajes es esencial a la hora de conocer la ciudad. Si bien en el mercado existen actualmente numerosas guías, una de nuestras favoritas es el volumen Ámsterdam de la colección Plano-Guía.

Una edición actualizada englobada dentro de una exquisita colección de guías de ciudades europeas en la que el viajero podrá encontrar un repaso completo a los principales atractivos y otros rincones desconocidos de la ciudad holandesa. Desde el Mercado de las Flores hasta el Plantage, pasando por los canales más recomendables del río Ámstel o museos como el Van Gogh, Ámsterdam Plano-Guía es el aliado perfecto para unos días en Ámsterdam.

Además, la guía incluye consejos acerca de numerosos alojamientos, puntos de interés tanto culturales como naturales, restaurantes, transportes, horarios y otros muchos datos incluidos en este aliado de bolsillo esencial para adentrarse en todos los secretos de la ciudad.

Por si esto fuera poco, la guía reúne diferentes listas como 10 visitas obligadas de Ámsterdam o 10 lugares para disfrutar hora a hora que te ayudarán a organizar aún mejor tu recorrido por la ciudad.

Mapa turístico

Aunque el GPS se ha convertido en el nuevo y mejor aliado de cualquier viajero empedernido, nunca estará de más contar con ese plano único que te permita tener la ciudad en la palma de tu mano.

Plano de Ámsterdam

Guía Ámsterdam para niños

Niños en Ámsterdam

De todas las ciudades de Europa, Ámsterdam es posiblemente una de las mejores para viajar con niños. Su despliegue de alojamientos familiares, sus restaurantes, grandes zonas verdes y, especialmente, esas bicicletas ideales para una ruta en familia entre los canales son tan solo la punta del iceberg de un conjunto de actividades que harán las delicias de los más pequeños durante cualquier ruta por Ámsterdam.

Uno de los grandes alicientes de Ámsterdam a la hora de viajar con niños son sus parques. Con más de 30 zonas diferentes repartidas por toda la ciudad, en Ámsterdam los parque son espacios de lo más completos: desde zonas de juegos infantiles hasta restaurantes internos pasando por hasta granjas escuelas donde los peques podrán dar de comer a los animales e interactuar.

Por nombrar un ejemplo, el Voldepark no solo es un parque recomendable para los adultos. Los niños podrán disfrutar de un mini-parque acuático además de una zona de recreo en madera llamada Kinderkookafé que además cuenta con un bar con terraza en el que los padres pueden tomar algo mientras sus hijos juegan.

Otro parque de lo más recomendable es el Flevopark, ideal para visitar durante los meses de verano. El motivo no es otro que la presencia de un conjunto de piscinas, colchonetas y demás actividades acuáticas en las que poder disfrutaren familia. Además, una de las zonas del parque incluye Jeugdland, un espacio que cuenta con granja escuela, tirolina y una zona para la construcción de obras en madera.

Museo de la Ciencia NEMO

Fotografía: Michael Coghlan

En lo que respecta a los parques, Ámsterdam es una maravilla, pero cuando se trata de museos, la cosa no desmejora. De hecho, basta con asomarse al Museo de la Ciencia NEMO, ese enorme barco verde de cinco plantas, para comprobar que nos encontramos ante un centro de la cultura y la ciencia único. A lo largo de sus diferentes niveles, los niños no solo podrán jugar en un ajedrez al aire libre sino también hacer pócimas, realizar experimentos o deleitarse con las muchas sorpresas mediante las que el NEMO unifica conocimiento y experimentos para los más pequeños. Además, otros museos como el famoso Rijksmuseum, a pesar de unas atracciones más enfocadas a los adultos, también cuenta con tours y circuitos enfocados a los más pequeños, entre ellos uno en el que les invitan a crear sus propias postales.

¿Y zoológicos? No te preocupes, porque Ámsterdam cuenta con uno de los más grandes de toda Europa. Un espacio donde durante horas los niños podrán admirar a los pumas, realizar actividades relacionadas con la biología o descubrir los muchos colores que esconden los habitantes de su enorme mariposario.

No obstante, antes que adentrarse en espacios donde ciertos animales sufren un estado de cautividad extremo, quizás sea mejor plantearse una visita a las conocidas kinderboerderijen, o mini-granjas. Además de ser extensiones de algunos parques, a lo largo y ancho de Ámsterdam existen hasta 12 espacios diferentes facilitados por el estado a grupos escolares y familias que se encuentren de visita en la ciudad. El perfecto espacio en el que los niños pueden deleitarse dando de beber a las cabritas, persiguiendo polluelos o imitando el canto de los patos.

Por último, cabe remarcar que Ámsterdam es una ciudad genial de conocer en Navidad. Durante esta época, la ciudad holandesa se viste de numerosos mercadillos, eventos y conciertos en los que los niños podrán disfrutar a lo grande. No te pierdas la Gran Cabalgata, en la que padres y niños pueden comer mientras desfilan personajes de todo tipo y disfraces, o la pista de patinaje sobre hielo que se despliega en la plaza Dam durante los días de nieve.

Pero eso sí, nunca dejéis de pedalear juntos por la ciudad de los canales.

Guía actividades Ámsterdam

Jardines de Keukenhof

Fotografía: Adriano Aurelio Araujo

Si existe una ciudad en la que puedas realizarse actividades hasta aburrirse, esa es sin duda Ámsterdam. A continuación, os mencionamos los diferentes eventos que puedes realizar en Ámsterdam:

Floración de los tulipanes (21 de marzo)

Si bien muchas veces la floración de la naturaleza puede adelantarse, lo cierto es que en Ámsterdam cada estación suele llegar en el momento oportuno. La mejor prueba de ello reside en el calendario de Keukenhof, el mayor jardín de tulipanes de Europa donde cada año, entre mediados de marzo y mediados de mayo, cientos de alfombras de colores se despliegan para mayor deleite de los visitantes.

King's Day en Ámsterdam

Día del Rey (27 de abril)

Cuando comiences a ver a miles de personas con atuendos naranjas, esto es señal de que se acerca  el Día del Rey. Un día nacional en el que todos los holandeses se lanzan a las calles para tomar cerveza (es uno de los pocos días en los que se permite beber en la vía pública), además de numerosos conciertos, eventos y juegos que tienen lugar en las calles más inesperadas o en espacios de lo más icónicos como Vondelpark.

Día de los Molinos (11 de mayo)

El segundo sábado del mes de mayo tiene lugar en Holanda el Día de los Molinos. La cita perfecta a la hora de acceder a unos famosos molinos que durante este día permiten una entrada gratuita y que, en lo que respecta a Ámsterdam, encuentra en sus mejores representantes a los protagonistas de la zona de Zaanse Schans, donde podrás deleitarte con la presencia de numerosos molinos de colores surcados por puentecitos, canales y hasta ovejas paciendo en las zonas verdes.

Canal Parade Ámsterdam (3 de agosto)

Si te dispones a viajar a Ámsterdam a principios de agosto seguramente te topes con una de las fiestas más alucinantes de la ciudad: ¡Su Gay Pride! Una celebración marcada por la presencia de la Canal Parade de Ámsterdam, una cabalgata a bordo de barcos y regatas de colores a través de los canales que invitan a una fiesta única.

Noche de los Museos (2 de noviembre)

El primer sábado de noviembre tiene lugar la famosa Noche de Los Museos. La perfecta excusa para perderse entre algunos de los grandes templos del arte de la ciudad, entre ellos el Van Gogh o el Rijksmuseum, al mismo tiempo que numerosas actividades se despliegan por toda la ciudad. Desde talleres hasta conciertos amenizados por DJs pasando por galerías de arte clandestinas o mercados bohemios.

Festival de las Luces de Ámsterdam

© Nemanja Pantelic

Ámsterdam Light Festival (29 de noviembre)

Si existe un espectáculo que merezca la pena ver en Ámsterdam ese es, sin duda, su famoso “festival de luces”. Un evento que apoyada en una red de luces LED apabullante biduja diferentes obras lumínicas entre los canales y edificios de toda la ciudad. Un deleite para los sentidos que puedes disfrutar desde finales de noviembre hasta principios del mes de enero.

Esperamos que esta guía para viajar a Ámsterdam se convierta en tu mejor aliada a la hora de conocer una ciudad tan variada como fascinante.

 

¿Buscas un tour o una excursion en Amsterdam?
Los mejores tours y excursiones en Amsterdam y alrededores, al mejor precio, con todas las garantías y sin hacer colas. Pincha en el siguiente enlace para acceder a nuestra amplia oferta:
VER TOURS Y EXCURSIONES