Leidseplein en Ámsterdam

En Ámsterdam existe una plaza donde, no importa que llueva o haga sol, sea de noche o de día; siempre está llena de bullicio y movimiento. Un lugar donde se oyen los acordes de un concierto de jazz mientras un animador realiza espectáculos para los más pequeños y las cervezas se consumen. Sí, en Leidseplein en Ámsterdam todo es posible.

Breve historia de Leidseplein en Ámsterdam

Fotografía: Koen Smilde

La plaza Leidseplein se ubica al final de la calle Leidsestraat, lugar donde antaño se encontraba Leidsepoort, antigua puerta de entrada a la ciudad de Ámsterdam que sería derribada a finales del siglo XVIII.

Y es que durante años, esta plaza situada a las afueras de la ciudad servía como aparcamiento a todos los comerciantes y granjeros que depositaban aquí sus carruajes para proseguir con sus negocios a pié hasta las zonas más céntricas. Con tal actividad de bullicio constante, la zona comenzó a llenarse de tenderos, quioscos y albergues que acogían a hombres que podían tardar varios días en regresar a sus hogares.

En 1774 se construyó aquí un gran teatro, y coincidiendo años después con la Revolución Industrial, la plaza se vio totalmente reinventada. En una época en la que la ciudad de Ámsterdam inició una remodelación total del urbanismo, la plaza pasó a formar parte de un entorno mucho más céntrico donde ya no quedaban caballos y herreros, sino bares, tascas y otros sitios para el entretenimiento.

Una escena que cambió radicalmente tras la construcción de una línea de tranvía que unía Leidsbosje y Betondorp y que fue inaugurada el el 17 de agosto del 1900.  Un cambio que llevó a ensanchar vías y puentes, cambiando por completo el panorama urbano de Leidseplein.

Con el tiempo, y especialmente en los años 60, Leidseplein, al igual que otras muchas plazas de Ámsterdam, comenzó a ser utilizada como zona de estacionamiento. Años después, y debido a los problemas urbanísticos causados por la aglomeración de coches, Leidseplein se convirtió poco a poco en un espacio peatonal al que se asomaban casinos, restaurantes y artistas callejeros que invitaban a todo visitante a sumarse a la parranda constante que inspira la plaza más animada de toda la ciudad.

Qué hacer y ver en Leidseplein en Ámsterdam

Leidseplein de día

Con las primeras horas del amanecer, la plaza comienza a colmarse de artistas callejeros consciente del potencial turístico de la zona. A lo largo de toda la mañana, malabaristas, mimos, actores de teatro o incluso bailes de break dance tienen lugar entre las terrazas. Si te encuentras de compras por Leidsestraat, una de las calles con más tiendas de toda Ámsterdam, terminar en Leidseplein tomando una cerveza o un plato de embutido típico puede convertirse en una buena opción a fin de inspirar todo el ambiente que ofrece esta plaza.

Hotel art déco de Ámsterdam

Al tratarse de una de las zonas míticas de Ámsterdam, Leidseplein contiene algunos de los monumentos más vistosos de toda la ciudad. Uno de ellos, es el conocido Hotel de Ámsterdam, joya del art déco que comenzó siendo un coqueto café inaugurado en el año 1900. Con el tiempo, al local se sumó la construcción de este hotel de 4 estrellas ideal para hospedarse si buscas perderte entre baños de spa o sus confortables habitaciones. Si pasas de visita por Leidseplein, quizás sea buena idea tomarse un té de media tarde en la cafetería envueltos por el encanto arquitectónico de la historia que rezuman cada uno de sus rincones.

Teatro municipal

Conocido en holandés como Stadsschouwburg, este teatro es uno de los puntos más reconocibles de Leidseplein. Construido en 1774, en plena transformación de la plaza, este teatro acoge a los miembros de Toneelgroep, grupo de teatro oficial de Ámsterdam cuyas obras gozan de gran éxito en los Países Bajos. Numerosos espectáculos y representaciones tienen lugar en este espacio, en cuya primera planta se encuentra el restaurante Stanislavski, de bocados exquisitos y bellas vistas de la plaza. De hecho, seguramente podáis encaramaros al famoso balcón donde la Selección de Fútbol de Holanda celebra gran parte de sus victorias entre júbilo y champán.

Museo del Ajedrez

Entre el cercano Vondelpark y Leidseplein se ubica un curioso museo que hará las delicias de los amantes del ajedrez. También conocido como Centro Max Euwe, en honor al famoso campeón de ajedrez holandés fallecido en 1981, este espacio te cuenta no solo la historia del famoso juego, sino que también ilustra al visitante con diferentes documentos, retratos de jugadores y pruebas que convierten la visita en toda una actividad interactiva. Pero especialmente, el museo es famoso por la partida mítica que se juega en un ajedrez gigante. Imperdible.

Leidseplein de noche

Si no sabéis a qué lugar acudir de noche en Ámsterdam, Leidseplein se convierte en la mejor de las opciones. Cuando el sol se ha puest, la plaza se transforma, convirtiéndose en un espacio aún más animado ideal para todos los públicos: desde aquellos visitantes que busquen una ronda de cervezas entre amigos a una cena romántica, pasando por conciertos de todo tipo o coffee shops que permanecen abiertos para ofrecer un clímax relajado al final del día.

Leidseplein es uno de los lugares más animados de Ámsterdam, ideal para camuflarse con el bullicio y contemplar la historia de Holanda en un solo espacio. Uno donde su condición de lugar de paso dio como resultado una fiesta eterna a la que viejos granjeros y herreros habrían estado encantados de asistir.

Si te encuentras en Leidseplein, no te puedes perder una visita al cercano Vondelpark, ideal para pedalear en bicicleta bajo los árboles, o acercarte a visitar el museo van Gogh o el Rijksmuseum que se concentran en Museumplein.

¿Te animarías a recorrer las atracciones de Leidseplein en Ámsterdam?