Nieuwe Kerk, la iglesia nueva de Ámsterdam

Puede que muchos de vosotros conozcáis la Iglesia Vieja de Ámsterdam, el edificio más antiguo de la ciudad. Pero puede que no conozcáis la iglesia construida para albergar a unos fieles para los que ya no quedaba más sitio en otros templos. ¿Su nombre? La Iglesia Nueva, o Nieuwe Kerk, un nombre fácil para el que es uno de los grande iconos monumentales de la capital holandesa.

Breve historia de Nieuwe Kerk

Fotografía: Cleared and Readed for Take Off

En 1302 fue construida en la ciudad de Ámsterdam una iglesia de madera que con el tiempo se convertiría en el edificio más antiguo de la ciudad. Ubicada en el actual Barrio Rojo, la conocida como Oude Kerk (o Iglesia Vieja) fue el perfecto medidor de una ciudad de Ámsterdam que experimentó un cambio progresivo en cuanto a estructura y habitantes.

Sería en 1408 cuando la Iglesia Vieja apenas podía soportar a más fieles, motivo por el que el obispo de Utrecht permitió la construcción de una segunda iglesia parroquial en 1408 a unas cuantas calles de la iglesia antigua. Esta Nieuwe Kerk fue consagrada a Santa María y Santa Catalina y construida gracias a la inversión del comerciante La Iglesia Nueva se construyó gracias al rico comerciante Willem Eggert quien cedió una gran cantidad de dinero además del huerto sobre el que se erigiría la iglesia.

La iglesia, construida en madera, se vio casi demolida tras dos incendios sucedidos en 1421 y 1452, razón por la que sería reconstruido siguiendo el estilo gótico que tanto imperaba en la época y un país influenciado por los estilos arquitectónicos de Francia. A su vez, el catolicismo que imperaba tanto en esta iglesia como en su versión antigua fue sustituido por el protestantismo que comenzó a florecer en mayor medida tras la retirada del Reino de España de territorio holandés.

La iglesia se sometió a diferentes reformas entre 1892 y 1914, uno de los mejores periodos económicos de Ámsterdam, sumando detalles neogóticos hasta ser renovada de nuevo entre 1959 y 1980. Debido a las grandes cantidades de dinero que la Iglesia reformada holandesa no podía asumir, en 1979 se planteó la idea de ceder el edificio a una organización cultural llamada Nacional Stichting De Nieuwe Kerk.

La Nieuwe Kerk es, desde su construcción, uno de los monumentos más icónicos de la ciudad y un obligado a visitar durante un paseo por la famosa plaza Dam.

Su condición de iglesia central la convirtió en lugar de entierro para diferentes personalidades navales de la Compañía Neerlandesa de las Indias además de artistas como el poeta Joost van del Vondel, cuya funeral también tuvo lugar en la Iglesia Vieja.

En lo que respecta a su importancia en las ceremonias reales, el edificio fue escenario de la boda del príncipe de los Países Bajos Guillermo Alejandro con Maxima Zorreguieta. A su vez, el 30 de abril de 2013 se celebró la coronación de Guillermo Alejandro como rey del país.

Explorando la Nieuwe Kerk

Si os encontráis por el centro de Ámsterdam, visitar la Nieuwe Kerk es una experiencia imperdible, especialmente si buscas explorar un pedazo de la historia de Holanda.

A pesar del carácter ceremonial de sus inicios, actualmente la iglesia no se utiliza para realizar eventos de este tipo, sino como lugar de exposición y recitales de órganos.

El interior de la iglesia es un lugar mágico que destaca por la presencia del púlpito diseñado por Albert Jansz Vinckenbrinck o las enormes vidrieras que reflejan de colores el interior de la nave. Como toda iglesia de la época, el enorme órgano se convierte también en una de las grandes atracciones del monumento.

Si buscáis la pista de grandes nombres enterrados aquí, podéis acercaros a la tumba de Michiel de Ruyter (1607 – 1676), almirante holandés que que murió durante la batalla naval con el ejército francés en Messina.

El horario para visitar la Nieuwe Kerk abre todos los días de 10:00 a 17:00 horas y el precio de las entradas, si bien no cuenta con ninguno oficial, siempre dependerá de la exhibición que se represente en ese momento y que queráis visitar.

La iglesia se ubica en la misma plaza Dam, por lo que podéis descubrirla dando un paseo por el corazón de la ciudad. En caso de que vuestro alojamiento se encuentre algo alejado y queráis acceder directamente, podéis tomar cualquiera de las líneas 1.2,4,5,9,16,24 y 25 con parada en Dam. Si viajáis en metro, podéis tomar una de las líneas 51,53 y 54 con parada en la Estación Central, desde donde tan solo os tomará 5 minutos de camino hasta llegar a la iglesia.

La Nieuwe Kerk es uno de esos edificios icónicos que merecen ser visitados, al menos, durante 5 minutos. Un viaje en el tiempo a través de su gran bóveda, sus vidrieras y unas estancias que rezuman historia por todos sus recovecos.

¿Te gustaría visitar la Nieuwe Kerk?

 

 

¿Buscas un tour o una excursion en Amsterdam?
Los mejores tours y excursiones en Amsterdam y alrededores, al mejor precio, con todas las garantías y sin hacer colas. Pincha en el siguiente enlace para acceder a nuestra amplia oferta:

VER TOURS Y EXCURSIONES